viernes, 25 de marzo de 2011

Baraka o la apología de la amistad.



Siempre se ha dicho que a medida que el ser humano avanza en la vida, crece y madura va adquiriendo amistades más sólidas y duraderas, eso que el dramaturgo venezolano Isaac Chocrón llamó: “La familia escogida”. Los amigos son necesarios, a ellos los empleamos para revelar cosas innombrables frente a nuestras familias o parejas, les pedimos consejos, los justificamos, somos cómplices y se “calan” todo por cuanto pasamos tratando de ser mejores seres humanos.

Desde el mes de febrero el Teatro Trasnocho viene presentando, gracias a la producción del Grupo Actoral 80, la tragicomedia: Baraka, original de la dramaturga holandesa María Goos, drigida por Héctor Manrique y protagonizada por Javier Vidal, Carlos Cruz, Iván Tamayo y el mismo Manrique.
Cuatro amigos acuden al llamado de auxilio de uno de ellos para que lo ayuden a solventar un percance inesperado que le puede hacer perder todo su patrimonio y caer en la miseria. Un politiquero “balurdo”, un abogado drogadicto, un director teatral venido a menos y un gay trabajador público de una dependencia de una Alcaldía son los involucrados en el drama que a nuestro parecer lejos de hablar de la amistad habla de cómo se puede quebrantar la misma por los intereses individuales hasta llegar incluso a la muerte.

La autora plantea en tono de comedia negra la relación aparentemente inquebrantable de estos cuatro seres patéticos que lo que les preocupa es cómo hacer para tener más y figurar más. Creemos que la dramaturga juega a adentrarnos en la decadencia de una clase media que intenta sobrevivir a sus tormentos, y por supuesto fracasa estrepitosamente.

La propuesta escénica de Manrique no busca espectacularidad, sólo intenta llevar al espectador a través de cada cuadro al fatal desenlace. Sentimos que lo más difícil de representar un texto como Baraka, es tratar de sobrellevar el ritmo textual, que, en apariencia pareciera ser comedia, para luego asestar el golpe final, y los veteranos actores están conscientes de ello. Quizás la síntesis del texto hubiese aportado mucha más contundencia a la acción de los intérpretes y sorprender en mayor medida al espectador.

Hay que resaltar el trabajo característico del actor Iván Tamayo, quien construye un complejo carácter y se luce a sus anchas acompañado por supuesto de sus compañeros que no lo dejan solo y afilan sus interpretaciones para hacer reír y reflexionar a un público caraqueño que no deja de querer evadirse frente al escenario. También debemos destacar el trabajo de producción a cargo de Carolina Rincón sin perder detalle de un cuidado y limpio desempeño detrás de bastidores.

Caracas, 24 de marzo de 2011.
Luis Alberto Rosas.

Obra: Baraka
Autora: María Goos
Director: Héctor Manrique
Producción: Carolina Rincón
Intérpretes: Iván Tamayo, Javier Vidal, Carlos Cruz y Héctor Manrique.
Temporada: Viernes y sábados 10 pm. Domingos 8 pm Teatro Trasnocho.